Coronavirus 2019

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Puede transmitirse a través del aire el virus causante de la COVID-19?

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias, más que por el aire. Véase la respuesta anterior a la pregunta «¿Cómo se propaga la COVID-19?»

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

La principal forma de propagación de la enfermedad es a través de las gotículas respiratorias expelidas por alguien al toser. El riesgo de contraer la COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?

El riesgo de contraer la COVID-19 por contacto con las heces de una persona infectada parece ser bajo. Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, la propagación por esta vía no es uno de los rasgos característicos del brote. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los nuevos resultados. No obstante, se trata de un riesgo y por lo tanto es una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Medidas de protección para todas las personas 

Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. La COVID-19 sigue afectando principalmente a la población de China, aunque se han producido brotes en otros países. La mayoría de las personas que se infectan padecen una enfermedad leve y se recuperan, pero en otros casos puede ser más grave. Cuide su salud y proteja a los demás a través de las siguientes medidas:

  • Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.

  • Mantenga una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.

¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus de la COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

  • Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.

¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.

  • Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también le protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

  • Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de su dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona. Son los interlocutores más indicados para dar consejos sobre lo que debe hacer la gente de su zona para protegerse.

Medidas de protección para las personas que se encuentran en zonas donde se está propagando la COVID-19 o que las han visitado recientemente (en los últimos 14 días)

• Siga las orientaciones antes expuestas (Medidas de protección para todas las personas)

• Permanezca en casa si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza y rinorrea, hasta que se recupere.

¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que estos últimos funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el virus de la COVID-19 u otros.

• Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros.

¿Por qué? Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto ayudará también a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

¿Qué probabilidades hay de que contraiga la COVID-19?

El riesgo depende del lugar en el que usted viva o de los lugares a los que haya viajado recientemente. El riesgo de infección es mayor en las zonas en las que haya casos diagnosticados de COVID-19. En la actualidad, el 95% de los casos de COVID-19 se concentran en China, y la mayoría de ellos en la provincia de Hubei. Para las personas que se encuentran en casi cualquier otra parte del mundo, el riesgo de contraer la COVID-19 es actualmente bajo, aunque es importante que siga con atención la evolución de la situación y los esfuerzos de preparación que se llevan a cabo en su zona.

La OMS colabora con las autoridades sanitarias de China y el resto del mundo para efectuar una labor de vigilancia y respuesta ante los brotes de COVID-19.

¿Debo preocuparme por la COVID-19?

Si usted no se encuentra una zona donde se esté propagando la COVID-19, no ha viajado desde alguna de esas zonas ni ha estado en contacto cercano con alguien que lo haya hecho y se sienta mal, sus posibilidades de contraerla son actualmente bajas. No obstante, es comprensible que la situación le cause estrés y ansiedad. Es una buena idea que se informe sobre los hechos para que pueda determinar con precisión los riesgos que corre y adoptar precauciones razonables. Puede obtener información precisa sobre la COVID-19 y su presencia en la zona donde se encuentra usted a través de su dispensador de atención de salud, de las autoridades nacionales de salud pública y de su empleador. Es importante que se mantenga informado sobre la evolución de la situación en el lugar donde vive y que tome las medidas adecuadas para protegerse. (Véase Medidas de protección para todas las personas).

Si usted se encuentra en una zona en la que haya producido un brote de COVID-19, debe tomar muy en serio el riesgo de infección. Siga los consejos de las autoridades sanitarias nacionales y locales. Aunque en la mayoría de los casos la COVID-19 solamente causa una enfermedad leve, puede provocar enfermedades muy graves en algunas personas. Más raramente, la enfermedad puede ser letal. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) parecen ser más vulnerables. (Véanse las Medidas de protección para las personas que se encuentran en zonas donde se está propagando COVID-19 o que las han visitado recientemente (en los últimos 14 días)).

¿Quién corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave?

Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir o tratar la COVID-19?

No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico.

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento para la COVID-19?

Todavía no. Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.

Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID-19 son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de al menos 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. (Véase ¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?).

¿Son lo mismo la COVID-19 y el SRAS?

No. El virus que causa la COVID-19 y el responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) están genéticamente relacionados entre ellos, pero son diferentes. El SRAS es más letal pero mucho menos infeccioso que la COVID-19. No se han producido brotes de SRAS en ningún lugar del mundo desde 2003.

¿Debo llevar mascarilla para protegerme?

Las personas que no manifiestan síntomas respiratorios tales como la tos no necesitan usar mascarilla médica. La OMS recomienda el uso de mascarillas en el caso de las personas que presentan síntomas de la COVID-19 y en el de quienes cuidan de personas que tienen síntomas como tos o fiebre. El uso de mascarillas es crucial para los trabajadores de la salud y las personas que cuidan de alguien (sea en casa o en un establecimiento sanitario).

La OMS aconseja hacer un uso racional de las mascarillas médicas para evitar el derroche innecesario de recursos valiosos y el uso indebido de las mismas (véase Cuándo y cómo usar mascarilla). Utilice mascarilla únicamente si presenta síntomas respiratorios (tos o estornudos), si es un caso sospechoso de infección por COVID-19 con síntomas leves o si está cuidando de alguien que sea un caso sospechoso de infección. La sospecha de infección por COVID-19 está relacionada con los viajes a zonas en las que se han notificado casos, o con el contacto cercano con personas que hayan viajado a esas zonas y hayan enfermado.

Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID-19 son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de al menos 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. Para más información, véanse las medidas de protección.

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla

1. Recuerde que solo deben usar mascarilla los trabajadores sanitarios, los cuidadores y las personas con síntomas respiratorios como fiebre y tos.

2. Antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

3. Inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros.

4. Oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal).

5. Asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado coloreado).

6. Colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla para que se amolde a la forma de su nariz.

7. Tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla.

8. Después de usarla, quítese la mascarilla; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla.

9. Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso.

10. Lávese las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días. Estas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

¿Pueden los humanos contraer el virus de la COVID-19 por contacto con un animal?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que son comunes entre los murciélagos y otros animales. En raras ocasiones las personas se infectan por estos virus, que luego pueden propagarse a otras personas. Por ejemplo, el SRAS-CoV iba asociado a las civetas y el MERS-CoV se transmite a través de los dromedarios. Todavía no se ha confirmado el posible origen animal de la COVID-19. 

Como medida de protección al visitar mercados de animales vivos o en otras situaciones parecidas, evite el contacto directo con los animales y las superficies que estén en contacto con ellos. Asegúrese de que en todo momento se observen prácticas adecuadas de higiene de los alimentos. Manipule con cuidado la carne, la leche o los órganos de animales crudos para evitar la contaminación de alimentos no cocinados y evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

¿Puedo contraer el virus de la COVID-19 por contacto con mi mascota?

No. No hay datos que indiquen que animales de compañía o mascotas como gatos y perros hayan sido infectados o puedan propagar el virus causante de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?

No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

¿Es seguro recibir un paquete de una zona en la que se hayan notificado casos de COVID-19?

Sí. La probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo.

¿Hay algo que no deba hacer?

Las siguientes medidas NO SON eficaces contra la COVID-2019 y pueden resultar perjudiciales:

  • Fumar
  • Tomar remedios herbarios tradicionales
  • Llevar varias mascarillas
  • Automedicarse con antibióticos u otros medicamentos

En cualquier caso, si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, trate de obtener atención médica lo antes posible para reducir el riesgo de desarrollar una infección más grave, y asegúrese de informar a su dispensador de atención de salud acerca de sus viajes recientes.

Enlaces para obtener más información

Sitio web sobre la COVID-19https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019 

Consejos de la OMS para viajarhttps://www.who.int/ith/es/ 

Enfermedad pulmonar obstructiva Crónica

EPOC

Esta enfermedad tan frecuente e invalidante, es poco conocida por la población, y es la consecuencia directa del consumo de Tabaco.

Se caracteriza por anormalidades en los flujos espiratorios (es decir la salida del aire de los pulmones) que no se modifican durante un periodo de varios meses.

Esta enfermedad se manifiesta por tos y expectoración persistente por largos periodos de tiempo (la llamada por la gente tos del fumador) y posteriormente luego de años aparece disnea (falta de aire) y obstrucción bronquial (silbidos en el pecho).

Es importante recordar que la limitación al flujo aéreo en los comienzos de la enfermedad puede cursar asintomática, lo que le hace creer al paciente que no tiene enfermedad y puede seguir fumando.

Es una enfermedad progresiva e irreversible, que sucede luego de fumar por muchos años, en relación con la cantidad de cigarrillos fumados y los años de fumar. En los que fuman 20 cigarrillos al día por más de 20 a 30 años la posibilidad de tener EPOC es del 20 al 40 %, dependiendo a demás de factores individuales (genéticos), otros contaminantes y alergia asociada.

Recordemos que en nuestro país el porcentaje de Fumadores en la población adulta es del 40%, por lo que la cifra de pacientes potenciales de padecer EPOC es muy alta (3.000.000)

La EPOC comprende las fases evolutivas de dos enfermedades respiratorias, el ENFISEMA y la BRONQUITIS CRONICA .

El Enfisema pulmonar es definido como una alteración anatómica caracterizada por el agrandamiento anormal y permanente de los espacios aéreos respiratorios asociado a destrucción de las paredes alveolares sin fibrosis obvia.

El diagnóstico de Bronquitis crónica es formulado en términos clínicos por la presencia de tos y expectoración crónica y recurrente excluyéndose enfermedades con etiología propia o patología específica que causen igual sintomatología (Enfermedad fibroquística, obstrucción de vías aéreas superiores, bronquiectasias, bronquiolitis, etc). Convencionalmente se ha aceptado definir esta enfermedad cuando la presencia de tos y expectoración se extiende a la mayor parte de los días durante al menos tres meses al año por dos años consecutivos.

En síntesis, el cuadro de obstrucción permanente al flujo aéreo, desde su comienzo asintomático hasta el cuadro de disnea invalidante que caracteriza al periodo más avanzado de la EPOC, puede originarse en una o más de las afecciones definidas previamente las cuales con cierta frecuencia coexisten entre sí.

La EPOC es la 4 ta causa de muerte luego de las enfermedades cardiacas, cáncer y enfermedad cerebrovascular.

Lo más importante en esta enfermedad sería realizar la prevención primaria, es decir no fumar para no padecerla, o dejar de fumar en los que ya lo están haciendo. El diagnóstico de la enfermedad se puede realizar incluso antes de tener síntomas importantes por medio de la Espirometría (medición de volúmenes pulmonares). En este punto es importante recordar que el tabaco además de esta enfermedad es el responsable de enfermedades cardiovasculares y Cáncer.

El Tratamiento de esta enfermedad incluye la suspensión del tabaquismo, buena nutrición y actividad física (Rehabilitación Respiratoria), y medicación broncodilatadora. En los casos que la enfermedad progresa lleva a la insuficiencia respiratoria que requiere el uso de oxígeno domiciliario por más de 15 hs diaria, e incluso en casos seleccionados se puede realizar transplante pulmonar

Asma

Asma Bronquial

El Asma bronquial es una enfermedad caracterizada por una respuesta aumentada de los bronquios a diversos estímulos, que se manifiesta por la obstrucción generalizada de las vías respiratorias, que se resuelve espontáneamente o por el tratamiento.

Básicamente se trata de una enfermedad episódica, con silbidos o cerrazón de pecho, que pueden tener una época del año donde se incrementan, o sea que se alternan periodos de exacerbación con otros libres de síntomas.

Existe un factor genético que predispone a esta enfermedad, por lo tanto tiene más probabilidad de padecer asma cuando los padres y abuelos tienen la enfermedad.

El asma bronquial es una enfermedad frecuente, puede llegar hasta el 15% en la infancia y 5% en la edad adulta. Constituye del 30 al 40% de los pacientes que concurren a un consultorio de Neumonología.

Muchos de los niños que padecen Asma, se curan o mejoran sus síntomas al llegar a la adolescencia (hasta un 80-90%)

Asma no es sinónimo de alergia, lo que sucede es que un número importante de pacientes asmáticos, sobre todo los niños, tienen como desencadenante de las crisis la exposición a alergenos.

Los desencadenantes de las crisis pueden ser variados: alergenos (sobre todo ácaros, polvo de casa, pelos de animales, polínicos), emociones, ejercicio físico, medicamentos (aspirina, beta bloqueantes), irritantes inhalados ( insecticidas, tabaco).

Es importante reconocer al asma Bronquial como una enfermedad crónica, y no tratarla solo en el episodio agudo, ya que queda un proceso inflamatorio en los bronquios que predispone a nuevas crisis.

Las bases del tratamiento consisten en identificar a los desencadenantes y evitarlos, usar medicamentos controladores (antinflamatorios) y remedios broncodilatadores para mejorar el broncoespasmo. Estos últimos se prefiere su uso por vía inhalatoria.

La evaluación y seguimiento del paciente asmático debe ser realizada con controles periódicos a su médico, y medición de la función pulmonar (flujo Pico y espirometría).

Es muy importante que quién padece o ha padecido esta enfermedad, evite la exposición a tabaco y contaminantes ambientales, alergenos conocidos como desencadenantes y realice ejercicios físicos en forma regular

Vacunas antineumocócica y anti gripal

Vacuna anti-neumocóccica

  1. Mayores de 65 años, inmunocompetentes.

Los vacunados hace más de 5 años, sólo si tenían menos de 65 en ese momento, deben

ser revacunados. Este grupo no requiere revacunación.

  1. Menores de 65 con riesgo de enfermedad neumocóccica o sus complicaciones (enfermedad cardiovascular crónica, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad crónica hepática, enfermedad renal crónica, diabetes, alcoholismo y fístula de LCR). Este grupo no se requiere revacunación.
  2. Asplenia (falta del bazo) funcional o anatómica.

Este grupo requiere revacunación a los 5 años

  1. Pacientes inmunocomprometidos.

Este grupo requiere revacunación a los 5 años

Vacuna anti-gripal

  1. Mayores de 65 años
  2. Residentes de geriátricos e instituciones similares que albergan personas de cualquier edad con enfermedades crónicas.
  3. Adultos y niños con enfermedad cardiovascular o pulmonar incluyendo asma.
  4. Adultos y niños con enfermedades crónicas metabólicas, disfunción renal, hemoglobinopatías e inmunosupresión.
  5. Niños y adolescentes bajo tratamiento prolongado con aspirina (riesgo de síndrome de Reye post influenza).
  6. Mujeres que estarán en su segundo trimestre de embarazo durante la temporada de influenza.
  7. Personal de salud y convivientes de personas con riesgo (médicos, enfermeras, empleados de hospital o geriátrico en contacto con pacientes, personal de internación domiciliaria, grupo familiar)

Tabaquismo

Tabaquismo

El tabaquismo es la primera causa de morbilidad y mortalidad evitable en el mundo.

Las enfermedades asociadas con el tabaco suceden 20 a 30 años después de comenzar a fumar por lo que podemos predecirlas y eventualmente prevenirlas.

La Organización Mundial de la Salud reconoció que se trata de la mayor epidemia global del siglo XX y XXI.

Desde 1996 al 2025 se predice un incremento de 1.100.000.000 a 1.650.000.000 fumadores, por el aumento de la población, de la expectativa de vida y del aumento del consumo entre las mujeres.

El consumo de Tabaco mostrará una transferencia de los países con políticas de prevención y restricción vigorosas hacia aquellos que no las desarrollen.

Las muertes se trasladaran de los países desarrollados a los no desarrollados, con menos restricciones y estrategias contra el tabaco y por lo tanto a merced de las tabacaleras transnacionales.

Intentaremos responder las siguientes preguntas:

  • ¿POR QUE SE FUMA y POR QUE AUMENTA EL CONSUMO?
  • ¿CUANTO SE FUMA?
  • ¿REALMENTE HACE DAÑO FUMAR?
  • ¿COMO PUEDE SER QUE HAGA DAÑO? SI:
  • LAS AUTORIDADES HACEN POCO o NADA
  • LOS MEDICOS FUMAN
  • ¿QUE PODEMOS HACER?

¿POR QUÉ SE FUMA Y POR QUÉ AUMENTA EL CONSUMO?

-Adicción

-Escasos efectos sobre la salud a corto plazo y enormes a largo plazo.

-Propaganda de las Tabacaleras

ADICCIÓN:

  • Enfermedad crónica caracterizada por el consumo compulsivo de sustancias que determina daño físico, psicológico o social, con uso continuado pese a la evidencia de ese daño.
  • El tratamiento de la adicción al igual que el de otras enfermedades crónicas, es un proceso de por vida. Las enfermedades crónicas se caracterizan por remisiones y exacerbaciones periódicas. La adicción no es diferente.
  • La falta de seguimiento después del tratamiento puede inducir recaídas. El seguimiento debe incluir pesquisa, como es la medición de monóxido de carbono (CO) en el aire espirado para el tabaquismo.

DEPENDENCIA:

  • Adaptación de las células del cuerpo a la presencia de una droga, que determina un síndrome de abstinencia característico cuando se suspende la sustancia.
  • La adicción y la dependencia suelen coexistir; sin embargo cada uno puede sobrevivir independientemente.
  • La adicción es un trastorno de conducta, mientras que la dependencia es una respuesta fisiológica a cierta clase de drogas

Dada la importancia de conocer cuales son las manifestaciones del Síndrome de Abstinencia es que se enumeran a continuación:

-inquietud

-ansiedad

-irritabilidad

-trastorno del sueño

-dificultad de concentración

-disminución de coordinación

-aumento del apetito

-cambios leves de Tensión arterial y frecuencia cardiaca

-cambios del humor

-síntomas de depresión

-cansancio

-deseo imperioso de fumar

Esto significa que una vez adquirida la adicción es el mismo tabaco quien se encarga que se vuelva a fumar.

¿CUÁNTO SE FUMA?

Según la OMS en Argentina la prevalencia de 30 al 35 % en 1992-93, aumentó al 35-40% en 1998-1999.

En EEUU el total de fumadores es de 23.5% (26,4% de varones y 22,0% de mujeres), lo que hace 47,2 millones de fumadores

MMWR 1997:46:1038-1043.

La mayoría de los pacientes inician el consumo antes de los 20 años (83,73%), por lo tanto la adolescencia es la edad donde se debe poner especial énfasis en la prevención primaria.

En América latina el 75% inicia el consumo entre los 14 y 17 años.

La Encuesta Mundial sobre Tabaquismo en la Juventud 1999-2001, OMS, CDC, OSH, Para América: fumadores entre 13 y 15 años: entre 20-40% (Chile tiene el más alto), pero 1 de cada seis piensa empezar a fumar.

Un 70 % no es rechazado a la hora de comprar cigarrillos.

En Bs As un 90% de lugares Públicos están contaminados con Tabaco.

En un estudio se la OMS del año 2000, “proyecto GYTS”, se realiza un encuesta en 50 colegios de Bs As, que incluyó a 2223 adolescentes entre los 13 y 15 años, un 60% probó alguna vez el cigarrillo, 30% continua fumando y predominan las mujeres.

Un factor positivo es que el 70% de los encuestados prohibirían el consumo en lugares Públicos.

¿REALMENTE ME HACE DAÑO FUMAR?

Impacto del tabaquismo sobre la SALUD, los principales sitios afectados son:

– Aparato Cardiovascular: cardiopatía isquémica, arteriopatía

periférica, Accidente Cerebro Vascular

– Aparato Respiratorio: EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), Bronquitis Crónica, Enfisema, Asma Bronquial, infecciones respiratorias repetidas

Cáncer: Pulmón, Cáncer bucal y Laringeo, esófago, vejiga, estómago y páncreas

Mortalidad General:

-Estudio prospectivo en Médicos (hombres) Ingleses – 34.439, seguidos 40 años, los fumadores tuvieron una tasa de muerte 3 veces mayor. Doll R BMJ 1994;309: 901-911

-Estudio Prospectivo en Enfermeras (mujeres) –117.001, seguidos 12 años, doble mortalidad en fumadoras (RR de muerte 1.87) . Kawachi I, Ann Intern Med 1993;119:992-1000.

Como factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares es considerado un Factor de Riego mayor, potenciador de otros factores de riesgo, y el único evitable.

Enfermedad Coronaria:

Metaanálisis de 10 estudios de cohorte: RR de muerte por enfermedad coronaria 1.7 para fumadores vs no fumadores ( casi el doble), Los fumadores de más de 20 cigarrillos tenían mayor tasa de eventos coronarios RR 2.5, y el RR para un primer IAM 2.9 ( 3 veces mayor), 1990 DHHS Publication (CDC)

Accidente Cerebro Vascular (ACV):

Revisión sistemática de 32 estudios: RR de ACV en fumadores respecto no fumadores 1.5 (una ves y media más), para Infarto cerebral y hemorragia subaracnoidea 1.92 y 2.93 (entre 2 y 3 veces más frecuente). Shinton R ; BMJ 1989;298:789-794

Cáncer de Pulmón: es el cáncer más frecuenten como causa de muerte, tanto en

hombres como en mujeres, el 90% de los que lo tienen son fumadores, y

esta en relación con los años de fumador y la cantidad que fuman.

EPOC: la causa casi exclusiva de esta enfermedad es el tabaquismo, y la

presentan después de muchos años de fumar, hasta un 20% de los

fumadores, determinando insuficiencia respiratoria.

Tabaquismo Pasivo como Factor de riesgo:

Meta análisis de 18 estudios epidemiológicos, comparando no fumadores no expuestos a no fumadores expuestos, tenían un RR 1.25 ( casi una ves y media más) para enfermedad coronaria. He J. N Engl J Med 1999; 340:920-926

Estudio FRICAS (en América del Sur), el RR paras enfermedad coronaria fue de 1.68 cuando uno más familiares fumaban

Riesgo de Enfermedades Respiratorias como bronquitis crónica, Cáncer y Asma.

El PRIMER FUMADOR PASIVO ES EL FETO

Prevención secundaria: ¿que pasa con los que dejaron de fumar?

En los enfermos con patología coronaria que dejaron de fumar, los riesgos de muerte cardiaca y de presentar Infarto agudo de Miocardio (IAM) declinaban rápidamente, la mitad del beneficio se obtiene dentro del primer año, y luego de 3 a 5 años el riesgo se asemejaba a los no fumadores.

También los pacientes con enfermedades vasculares periféricas o ACV, el dejar de fumar se asocia a mayor sobre vida, disminución de riesgo recurrente de ACV, mejor tolerancia al esfuerzo y disminución de amputaciones de miembros.

Cáncer de Pulmón: el que deja de fumar recién a los 10 años comienza a tener un riesgo parecido al de los no fumadores.

EPOC: el daño realizado por el tabaco en los pacientes que desarrollan EPOC es irreversible, por lo que se debe diagnosticar precozmente para evitar la incapacidad respiratoria y rehabilitar el pulmón que quede sano.

Tabaquismo como factor de riesgo:

El Tabaco es un Factor de riesgo mayor, predictor de mortalidad y único factor de riesgo mayor erradicable. Se debe evitar incluso ser fumadores pasivos.

¿COMO PUEDE SER SI LOS MEDICOS FUMAN?

El médico tiene un rol fundamental en el control del Tabaquismo, pero se ve afectado por un porcentaje importante de médicos que fuman, 40%

Solo el 15% de los fumadores recibieron consejo médico para dejar de fumar, cuando concurrieron a un médico el año previo, esto implica que el consejo no se lleva a cabo o no fue recibido por el paciente. Arch Intern Med 157,1313-1319

Este consejo fue hecho mas frecuentemente después de los 40 años, en general con patología ya asociada.

El 70% de los fumadores ha concurrido a algún médico el último año, lo que destaca la importancia del médico en control de esta enfermedad (Tabaquismo)

La tasa de cesación con intervención mínima va del 5 al 20%, por lo que el impacto sobre la población general es alto.

Solo un 3% de los Fumadores acudió a una cita para dejar de Fumar el año previo.

Si bien se han desarrollado Unidades Especializadas en Tabaquismo, solo actúan sobre una pequeña población fumadora, por ello el impacto sobre la salud pública es reducido.

Estudio FUMAr 2003, Sobre 3139 estudiantes de medicina, de 9 Universidades Nacionales (incluida UNCuyo):

Prevalencia de Fumador: 34,2 % (25,8 – 46,8)

Prevalencia Fumador diario: 26,3 % (14,3-36,5)

Encuesta al Personal del Hospital El Carmen – OSEP 2004

Con medición de CO espirado

n= 224 Fumador/diario Fumador/Ocasional Fumador

Mujeres 116 24.13% 12.06% 36.19%

Hombres 108 27.77% 9.25% 37.02%

Total 224 25.89% 10.71% 36.60%

Médicos 64 26.56% 14.06% 40.62%

Enfermeros 55 27.27% 12.72% 40.00%

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Niveles de Intervención

  • Prevención: evitar que nuevas personas fumen
  • Protección: evitar que las personas se expongan al humo
  • Cesación: instar a los que fuman a dejar de hacerlo

1- Prevención y Protección:

Espacios Libre de Tabaco: lugares Públicos y de trabajo

-disminución de efecto de fumador pasivo: en niños, enfermos cardio- respiratorios y embarazadas.

-en lugares de trabajo abandonan 4%.

-reduce consumo diario de fumadores.

-siempre se debe ofrecer ayuda a los fumadores.

Precios: un aumento de 10%, reduce el consumo 4% en adultos y 6% en adolescentes. Debe acompañarse de publicidad acerca de razones del incremento. Control de contrabando.

Educación Pública: son efectivas cuando son sostenidas y parte de un programa de control de Tabaco. A nivel público y en las escuelas.

Promoción: limitación de la publicidad, desde la legislación.

Punto de Venta: el 50 % de la propaganda advierta sobre los daños para la salud de fumar.

Regulación de los productos con tabaco: en algunos países no se pueden usar nicotina para uso en programas de cesación.

Empaquetamiento: empaquetar genéricamente.

Honestidad en pronunciamientos públicos de las Tabacaleras

Unidades Especializadas en Tabaquismo

2- Cesación

El dejar de fumar incluye un proceso y no un hecho puntual, requiere un tiempo, impulsado por una motivación precisa, sólida, convincente y duradera.

Pueden esquematizarse según el Modelo de etapas evolutivas en las adicciones

(Prochaska)

Requiere personal capacitado y es multidisciplinario.

ETAPAS EVOLUTIVAS EN LAS ADICCIONES:

PRECONTEMPLACION: el fumar no les da problemas. No se plantean dejarlo.

CONTEMPLACION: reconocen tener un problema físico a causa de la adicción. Están ambivalentes a dejarlo.

PREPARACIÓN: determinación para cambiar

ACCION: esta en la fase activa de dejarlo o hace menos de 6 meses que no fuma

MANTENIMIENTO: desarrollar estrategias que prevengan la recaída

RECAIDA: común en todas las adicciones, los recaedores volverán a etapas previas.

Por último la dificultad para dejar de fumar esta en relación directa a la motivación y es contrarrestada por la adicción

Dejar de Fumar = MOTIVACIÓN

DEPENDENCIA

.

Evaluación funcional respiratoria

Es  el  laboratorio de Función pulmonar  el lugar donde se llevan a cabo las pruebas necesarias para determinar la condición funcional respiratoria de un paciente.

Estas pruebas están indicadas en las siguientes situaciones:

  • dificultad para respirar de causa desconocida
  • tos crónica
  • diagnóstico y seguimiento de pacientes con asma y EPOC ( enfermedad pulmonar obstructiva crónica: bronquitis crónica y enfisema)
  • Evaluación de respuesta a medicamentos broncodilatadores
  • Tabaquismo
  • Enfermedades de limitan la capacidad de respirar ( restricción pulmonar en enfermedades diversas)
  • Enfermedades neuromusculares
  • Evaluación prequirúrgica
  • Evaluación de incapacidad respiratoria ( laboral o legal)
  • Evaluación de deportistas
  • Evaluación de enfermedades cardiacas y trasplantados
  • Investigación clínica

     

                        Equipamiento:

  • Espirómetro Fukuda Sanyo
  • Espirómetro Medical Graphics
  • Equipo de volumen pulmonares y Difusión, “Ultima” de Medical Graphics
  • Pusioxímetros In vivo 4500

                      

  Que estudios comprenden le evaluación funcional respiratoria: 

  • Espirometría y curvas flujo volumen, sin y con broncodilatadores
  • Capacidad vital lenta
  • Flujo Pico espiratorio
  • Ventilación voluntaria máxima
  • Volúmenes Pulmonares por lavado de Nitrógeno
  • Difusión de Monóxido de Carbono (DL CO)
  • Presiones bucales máximas: PiMax, PeMax
  • Pulsi Oximetría
  • Pulsi Oximetría nocturna
  • Titulación de Oxígeno en reposo y ejercicio
  • Test de marcha de 6 minutos

 

 

Espirometría y curva flujo volumen

Es el estudio básico para evaluar el funcionamiento pulmonar, mediante la medición del aire desplazado a través de la boca.

Esto nos permite medir diferentes volúmenes y flujos, con los cuales se determinan alteraciones o normalidad.

Su utilidad es máxima para determinar obstrucción bronquial (Asma y EPOC), como también determinar enfermedades que limitan la capacidad de los pulmones (enfermedades restrictivas).

Se utiliza tanto en la aproximación diagnóstica de estas enfermedades, como en la clasificación de severidad y evaluación a través del tiempo (pronóstico)

Probablemente no existan otros estudios médicos donde sea tan importante la buena realización de la prueba para una correcta interpretación, esto va desde la calidad de los equipos utilizados, su correcta calibración, personal técnico capacitado y colaboración del paciente.

 

¿Como se realiza la prueba?

Antes de realizar el estudio, el paciente no debe recibir medicación broncodilatadora (de 6 a 24 hs dependiendo del tipo de medicamento). Tampoco debe fumar, ni realizar ejercicios físicos las horas previas.

El paciente realiza la prueba sentado y con un clip nasal, se coloca una boquilla (con filtro bacteriano), y respira normalmente a través de ella, el Técnico le solicita una inspiración máxima y luego una espiración forzada y prolongada. La prueba se repite como mínimo tres veces, hasta obtener criterios de calidad y reproducibilidad de las mismas, que nos garantizan la correcta interpretación de los resultados. Se coloca un broncodilatador (cuatro disparos), se espera 15 a 20 minutos y se repiten las maniobras del estudio.

El estudio dura aproximadamente 30 a 40 minutos.

Para su realización es fundamental la capacidad de colaborar del paciente y seguir correctamente las instrucciones del técnico.

 

Flujo Pico espiratorio

Es una medición que se puede realizar dentro de la espirometría, o por medio de un flujómetro, equipo simple y de bajo costo, que permite incluso el seguimiento en el domicilio del paciente.

Se realiza en posición de pie, realizando una inspiración profunda y luego soplando en forma rápida a través del flujómetro, la prueba se realiza tres veces y se considera el valor más alto obtenido.

Es de utilidad para determinar severidad en enfermedades obstructivas (Asma Bronquial), y para el seguimiento en domicilio.

 

Volúmenes pulmonares por lavado de Nitrógeno

Consiste en la medición del volumen pulmonar total de aire contenido en los pulmones, mide el aire que se desplaza a través de la boca y el que queda en el interior del pulmón (volumen residual).

Es de utilidad para el estudio de enfermedades obstructivas con aire atrapado dentro de los pulmones, y para las enfermedades restrictivas.

Se realiza la prueba respirando en el equipo de volúmenes pulmonares a través de una boquilla, con un clip nasal, un tiempo determinado (hasta varios minutos).

 

Difusión de Monóxido de Carbono (DLCO)

Consiste en la medición de la capacidad de difundir de un gas a través de la membrana alveolo-capilar.

La prueba se realiza respirando en el equipo de Difusión a través de una boquilla, con un clip nasal, y se realiza una respiración única de monóxido de carbona (0.3% de CO).

Es de utilidad en la evaluación de enfermedades del intersticio pulmonar, enfisema e hipertensión pulmonar.

 

Presiones bucales máximas (PiMax y PeMax)

Consiste en la medición de la presión máxima en inspiración y espiración

Es de utilidad para evaluar la fuerza inspiratoria y espiratoria, y sobre todo el seguimiento a través del tiempo en enfermedades neuromusculares y EPOC. DE utilidad para valorar la rehabilitación que realiza un determinado paciente.

 

Pulsioximetría

Es un método simple a través de un dispositivo externo colocado en un dedo de la mano, que nos permite conocer la saturación de oxígeno que tiene la sangre (Hemoglobina), lo que correlaciona en forma directa con la presión de oxígeno que tiene la sangre arterial. Es de utilidad para determinar insuficiencia respiratoria y evaluar severidad de patologías cardiorrespiratorias agudas, y seguimiento de enfermedades crónicas respiratorias.

 

Pulsioximetría nocturna

Consiste en la medición durante toda una noche de la saturación de oxígeno, lo que se realiza en la casa del paciente.

Es de utilidad en la sospecha de Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño y enfermedades respiratorias crónicas.

 

Titulación de oxígeno en reposo y ejercicio

Consiste en la medición de oximetría de pulso y en caso de tener disminuida la saturación y requerir tratamiento con oxígeno, se realiza el agregado de oxígeno a flujo creciente hasta obtener el nivel oxígeno requerido para cada paciente.

Lo mismo se puede realizar minetras el paciente realiza ejercicio físico o durante el sueño.

Es de utilidad en todos los  pacientes que requieren oxigenoterapia, ya que la dosis de oxígeno administrada debe ser en dosis adecuada

 

Test de marcha de los 6 minutos

Consiste en la evaluación global de un paciente mediante la distancia que es capas de caminar en 6 minutos.

Se realiza medición de escala de disnea antes y después de caminar los 6 minutos

Se puede realizar la medición de saturación de oxígeno mientras se realiza la prueba

Es de mucha utilidad en el seguimiento y respuesta al tratamiento de enfermedades cardiorrespiratorias crónicas.