Recomendaciones para el cuidador de pacientes con Covid-19

Instalar al paciente en una habitación individual y ventilada.

Limitar el número de personas que cuiden al paciente. Asignar una sola persona que goce de buena salud y no tenga enfermedades de riesgo

No permitir Visitas

Los demás habitantes del hogar deben instalarse en una habitación distinta a la del paciente. Si esta medida no es posible deberán mantener una distancia mayor a 1 metro con el enfermo.

Limitar el movimiento del paciente y reducir al minimo los espacios compartidos Mantener la ventilación constante del hogar

El cuidador deberá llevar barbijo común, ajustado en la cara, cuando se encuentre cerca del enfermo. Además no debe tocarlo ni manipularlo mientras lo leve colocado. Si se moja o mancha con secreciones deberá quitarlo y desecharlo, lavarse las manos y colocar un nuevo barbijo.

Aplicar las medidas de higiene de manos con agua y jabón después de cualquier contacto con el enfermo o su entorno inmediato. También antes y después de preparar alimentos, antes de comer, después de usar el baño y siempre que se advierta suciedad en las manos. Si no hay sudedad visible en las manos pueden usarse lociones a base de alcohol. De lo contrario debe lavarse las manos con agua y jabón y proceder al secado manos con una toalla  exclusiva

Todas las personas cercanas al paciente deben realizar medidas de higiene respiratoria como taparse la boca y ta nariz al toser o estornudar, con barbijos médicos o de tela, con pañuelos de papel o con el codo y luego proceder al lavado de manos.

Evitar el contacto directo con los fluidos corporales, en especial las secreciones orales y respiratorias y heces del paciente. En estas situaciones, el cuidador debe utilizar guantes descartables y aplicar la higiene de manos antes y después de quitarse los guantes

Los guantes, pañuelos, barbijos y todos los desechos que genere el enfermo o la atención al enfermo deberán colocarse en un recipiente, preferentemente con tapa, con una bolsa dentro de la habitación para luego ser eliminados con los residuos domiciliarios comunes, Recuerde cerrar la bolsa

Limpiar y desinfectar, diariamente, con lavandina diluida las superficies que hayan estado en contacto con el enfermo como la mesa de noche, la estructura de la cama y otros muebles de la habitación o el baño Dilución 10 ml. de lavandina por cada litro de agua.

La ropa contaminada debe colocarse en una bolsa hasta el momento de lavarla. No sacudir la ropa sucia y evitar el contacto directo de la piel y la ropa con los materiales contaminados. Usar guantes descartables y ropa protectora, por ejemplo, delantales de plástico para limpiar y manipular superficies, ropa o sábanas manchadas con fluidos corporales. Aplicar la higiene de manos antes y después de quitarse los guantes,

Lavar la ropa, sábanas, toallas y blancos de las personas enfermas con agua y jabón (60*90 “C) con detergente común y dejar que se sequen bien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *